El corazón del yoga y la experiencia humana

Casi todos podemos aprender a pensar y a creer, pero no se puede enseñar a nadie a sentir, ya que cuando piensas y crees eres como los demás, pero cuando sientes no puedes ser como nadie mas que como tu mismo. 

Podemos recibir herramientas, podemos recibir instrucciones para ir en cierta dirección, podemos practicar con los demás, pero finalmente, el camino que recorremos, lo recorremos por nosotros mismos, de manera individual 

  • Terry Ray

Nuestro cuerpo es inteligencia pura en permanente expresión. Somos la vida en sí misma, expresándose y manifestando la realidad, a cada instante.  Esa participación, cuando es voluntaria, es la belleza de la vida.

La dicha está relacionada con la salud.  Cuando no podemos estar plenamente en lo que está sucediendo, la felicidad no fluye a través de nosotros.

Cuando nos entregamos a nuestra práctica de yoga; a lo que aspiramos realmente es a cultivar nuestra presencia en lo que está sucediendo en el momento presente. No es una aspiración hacia el futuro, no implica querer llegar a algo o convertirla en un logro. Cualquier forma de querer ser lo que no somos nos conduce al sufrimiento.

El aspecto mas importante de la práctica es el reconocimiento de uno mismo para poder desde ahí reconocer a los otros y franquear la distancia que creamos entre el ¨yo¨ y el  ¨tu¨.

Cada vez que “practicamos yoga”, estamos actualizando los ideales a los que aspiramos, con un sentido de presencia total.

En realidad no hacemos yoga, hacemos sadhana, es decir que nos colocamos a nosotros mismos en el plano de la experiencia de ser.  Por ello, tu práctica debe ser tu propio yoga, pues comprende un encuentro personal contigo mismo.

Sadhana significa ¨aquello que se puede hacer¨, movernos, respirar, observar, sentir, reflexionar, acceder a espacios de silencio, cantar.  Todo eso que eliges realizar durante ese encuentro contigo mismo y con la vida como una realidad vigente y manifiesta, te acerca mas a tu propia naturaleza.

El propósito de las asanas no es otra cosa que el de abrazar la respiración, establecer una relación amorosa con nuestra propia respiración; someternos a esa tecnología del amor que se expresa entre la inhalación y la exhalación, nos dice Mark Whitwell.

No solo queremos sentirnos mejor, sino que queremos “ sentir mejor”, queremos tener  una experiencia de intimidad, ya que la vida ama al cuerpo y el cuerpo ama a la vida.

Respirar es un acto colaborativo, es un diálogo entre la polaridades del cuerpo para poder sentir el proceso que une a esas polaridades, llamémosle ¨ha¨ y ¨tha¨, Shiva y Shakti o Yin y Yang.

Cuando eso sucede no nos dejamos fácilmente llevar por ningún tipo de exageración, para llegar a ningún lado.  La vida no acontece en línea recta, la línea recta es solo un ideal. Todo en la vida nace del círculo, y se expresa en espirales.

Se ha tendido a popularizar la exageración en yoga y con ello llegar al punto del agotamiento.  La práctica de yoga puede ser vivida como cualquier otra forma de adicción cuando provocamos una sobre-estimulación de las glándulas, estamos haciendo que nuestro organismo experimente lo mismo que experimenta en cualquier tipo de adicción.

Nada resulta mas importante que sentir qué es lo apropiado para ti, y evolucionar con tu práctica y que tu práctica evolucione contigo.

Nuestra práctica debe partir cada día de lo que sentimos, de lo que queremos equilibrar y armonizar. 

El lugar perfecto para vivir el yoga es tu experiencia cotidiana, tu propio hogar.   Al poder sentir cada acto como una oportunidad para apropiarnos de nuestra propia vida estamos abrazando lo que es, a través de nuestra presencia.  El derecho mas significativo que tenemos, es el derecho a nuestra vida.

Cuando cultivamos intimidad con nosotros mismos, posteriormente podremos encontrar nuestro lugar en la sociedad, con un sentido de pertenencia.

Con relación a la práctica, Mark Whitwell nos comparte la enseñanza de Shri T. Krishnamacharya y pone énfasis en los siguientes aspectos:

1.  El movimiento del cuerpo es el movimiento de la respiración.

2. Inhalar traslada la respiración hacia la parte superior del cuerpo, mientras que  exhalar la desplaza hacia el vientre, comprende un dialogo entre esos dos polos.

3. La respiración envuelve al movimiento y sucede durante la acción misma de movernos.

4. Las asanas crean a los bandhas, en grado y en función de la acción específica que se requiera durante el movimiento que estemos realizando.

5. Asana, Pranayama y Meditación comprenden un proceso sucesivo, que se entrelaza, no son prácticas separadas, sino que una cultiva a la otra y pueden realizarse en distintos órdenes.

Fascia y Conciencia corporal

Yoga significa diferentes cosas para diferentes personas.  Se apoya en todo el conocimiento ancestral, pero también debe encontrar información relevante en la información anatómica contemporánea.

El yoga evolucionó de principios ancestrales que nunca consideraron al cuerpo separado de la mente.  

No dejamos nuestras mentes en el escritorio, nuestro corazón en casa para trasladar a nuestra estructura anatómica a donde vayamos.

El yoga debe interesarse en el movimiento y en la calidad del mismo, así como lo hace en la quietud que buscamos a través de la práctica.

Mucho de su valor reside en la habilidad que tengamos para expandir la conciencia y la atención más allá de los procesos meramente intelectuales, para trasladarnos a un lugar de presencia en el cuerpo y desde el cuerpo.  Irónicamente, a través de lograr esto, y dejar que se vuelva una maestría en nosotros, es que encontramos com aquietar la mente.

El movimiento no es una actividad intelectual, ni debe de serlo.  El intelecto es uno de nuestros tesoros, mas no es el único de ellos.

La fascia es compleja, y es sorprendente reflexionar sobre como fue ignorada por tantos siglos.

Cambia el contexto de como comprendemos huesos y músculos. En la medida en que comprendamos el papel Arquitectura tensional/compresiva en el cuerpo.

Biotensegridad.

No hay dos personas que tengan la misma anatomía.

Unidimensional

Biodimensional

Tensegridad

Tres dimensiones

La fisiología no está separada de anatomía y de la biomecánica.

La fascia es el órgano sensorial mas grande del cuerpo.

Algunos estudiosos de la fascia enfatizan las diversas capas y otros no. Lo más importante es saber ver a la fascia como el tejido universal de relación entre todos los componentes.

Esta puede ser descrita como el tejido de la forma.  Une cada parte con las demás. La fascia está hecha esencialmente de colágeno y fibras de elástica.  Incluyen reticulada que es colágeno inmaduro.

La fascia está en todas partes, pero posee distintas densidades en los diferentes lugares.Puede estar rígida, o excesivamente laxa, lo cual es peor.

La fascia es un sistema unificador, que actualiza el concepto de movimiento que tenemos y que nos confiere precisamente la sabiduría y congruencia que buscamos en el estudio de yoga.

Se descubrió hace 200 años. No es pasiva y cambia todo el tiempo.

 

Que sabemos sobre la Fascia?

Es un tejido constituyente húmedo que mueve y da forma al cuerpo desde la piel hasta el hueso, de pies a cabeza.

Es conocido como Tejido Myofascial

Es un sistema vivo, que no solo se mueve y nos da forma, sino que es un constituyente del cuerpo.

Es una estructura de tensegridad, independiente de la gravedad (Gumbertau -Strolling under the skin)

El movimiento correcto tiene el poder de reorganizar una fascia que perdió salud.

Qué tipo de movimiento ayudará a que eso suceda.

Los estiramientos no son tan buenos cuando no son trabajados desde el cuerpo como totalidad. El 60% de nuestro cuerpo es agua, por lo que saltar y rebotar ayuda a rehidratar la fascia (Straubesand 1996)

La Fascia se auto- regula en respuesta al sistema nervioso (Schleip 2010)

El tejido conectivo no solo une cada parte del cuerpo a las demás, sino que nos ayuda a ver las conexiones que hay entre los distintos sistemas.

Es descrita como una esponja.   El estrés cambia la química del cuerpo y por ello se deshidrata.Cualidad gelatinosa, que requiere la cantidad conveniente de agua y tiene la capacidad de retenerla.

  • Release
  • Rewire
  • Rehydrate

Se habla de trabajar con cargas.Es nuestro sexto sentido y responde a cierta manera de comunicarnos con ella. Le toma meses remodelarse y para que desaparezca el dolor toma tiempo.

Restaurar, revitalizar – Matriz extracelular

De qué manera movernos:

  • Movimientos que involucran a todo el cuerpo.  Involucrar a cadenas myofasciales largas.
  • Estimulación de la piel y de los tejidos que estimulan a los receptores de propiocepción.  Deslizar la piel , usar la base de la mano.
  • Desviar la atención de los clientes de los músculos hacia los alrededores
  • Enfocarnos en la interocepción.
  • Sentido de ser.
  • Forma del cuerpo y de la mente
  • Elasticidad dinámica.   Ir de flexión a extensión, de manera como lanzando.
  • Usar pelotas y cilindros
  • Saltar, correr, pilates, primal movement, primal play.
  • Spring system, springing into our body.
  • Sensaciones demasiado fuertes son contraproducentes. 
  • Tensión y elasticidad
  • Fuerza que se distribuye

El Tejido Conectivo que fue despreciado por muchos años.   Fue visto como envoltorio. Es tiempo de revalorizar sus funciones. 

Breve historia de los Samskaras

Para explicar nuestra experiencia humana, la tradición yóguica nos lleva a comprender que somos creadores a través de un proceso constante de interacciones. Este proceso podemos observarlo a partir de la gestación y a lo largo de toda nuestra vida.

Durante ese proceso, van permanenciendo en nuestro cuerpo y en lo que llamamos mente, las huellas de cada uno de nuestros actos; principalmente las huellas de las experiencias emocionales dolorosas.

Dos son las palabras que nos ofrece la tradición: Samskaras y Vasanas.

Samskaras se asocia con la palabra karma, siendo este el impulso producido por acciones previas que nos conducen a actuar de una manera predeterminada, e incluso en ocasiones de manera inconsciente.

Estos impulsos nos llevan a encuentros que a su vez favorecen la repetición de actos similares a los que crearon los estados emocionales que nos motivan a actuar de cierta manera específica.

Vasanas, a su vez, resulta una palabra interesante que se puede traducir como fragancia, por lo tanto, los vasanas podrían definirse como el aroma que dejan nuestros actos en el ambiente.

Nuestras relaciones son complejas. Están dictadas y entretejidas a partir de los tres gunas, rajas (agitación), tamas (estancamiento o entropía) y sattva (ligereza o transparencia)

El nivel de conciencia de nuestra existencia encarnada, vivimos permanentemente afectados por estas tres fuerzas interactuando. Navegamos de una a otra, aunque tendemos de manera inconsciente a alimentar más a alguna de las primeras dos. Sattva, sin embargo, requiere de la participación de la conciencia y la presencia para ser cultivada.

La palabra karma contiene el prefijo “kar” que significa coleccionar o recoger, lo cual nos habla de la potencia de nuestros actos. Estos actos socio-biológicos están latentes en nosotros con una fuerza significativa. Aunque no desaparecen, cuando logramos aquietar las corrientes de nuestro pensamiento, a través de llevar a la mente a centrarse a enfocarse, podemos romper la inercia de estos samskaras.

Samadhi, en realidad significa ecuanimidad, una ecuanimidad que cuando la logramos, coloca por encima de las corrientes emocionales, los deseos y los impulsos.

Existen dos tipos de Samskaras, uno de ellos se llama vyutana, y son aquellos que nos conducen a la acción, por consiguiente son los que nos enredan y complican, llevándonos a acciones que producen ansiedad, fobias y anhelos no tan benéficos.

La otra expresión de samskaras es nirodah, que se manifiesta como supresión, oclusión, incapacidad para ver otras opciones.

La clave de la práctica de yoga, es lograr que el cuerpo, a través del movimiento, de la acción consciente, de la interocepción y la propiocepción, se convierta en una ventaja para nuestra evolución.

Al refinar nuestra práctica, podemos usar la energía corporal a nuestro favor para aquietar el miedo, el enojo, la tristeza y  la ansiedad, en lugar de suprimir dichas emociones y permitir que se conviertan en restricciones y en enfermedades.

El Mundo reside en Nuestro Corazón

Por Rosemary Atri

La tradición de yoga se fue gestando a través del desarrollo de diversas filosofías que fueron integrándose y traspolándose, a lo largo de muchas décadas.

Las primeras semillas del concepto de yoga se encuentran en los Vedas. Una de ellas, quizás la más trascendental, y que a la vez ha impregnado a otras muchas tradiciones es el reconocimiento de que el ser humano es un microcosmos dentro del macrocosmos del Universo. El entendimiento de este concepto nos conduce a la comprensión de que el mismo poder que crea, mueve, sostiene y eventualmente reabsorbe al universo entero, está presente en nosotros y disponible a través de la pulsación misma de la conciencia del “YO SOY”; una conciencia que pulsa tanto en nuestra mente, como en nuestro corazón. Por medio de este poder creamos nuestra realidad interna y externa, a cada instante; aun cuando no podamos reconocerlo. (más…)

Tener maestria sobre como movernos

Tener maestría sobre como nos movemos comprender romper límites en relación a como nos percibimos a nosotros mismos, en el contexto de nuestro propio espacio corporal. No se refiere a acumular habilidades complejas de movimiento, sino a acceder a rangos de movimiento libres, cómodos y expresivos.

Cuando reconocemos que al movernos en un entorno o atmósfera, en realidad esta influye en cómo dicho movimiento acontece en el espacio que nos rodea, e influye o incluso modifica, la forma en que somos sostenidos por la fuerza de gravedad. Movernos comprende una relación entre atmósfera interna y atmósfera externa. (más…)

Shakti, Poder Femenino y Autosanación

Atender al fuego que reside en el corazón es una de las tareas místicas mas poderosas que podemos cultivar.

El reconocimiento de nosotros mismos como microcosmos nos lleva a valorar a cada uno de los elementos de los que estamos hechos: tierra, agua, aire, fuego y eter,  y a darles  un lugar y un tiempo en nuestras vidas.

El pulso de la vida, el latir del planeta, las explosiones solares, los rítmos de las mareas, y la expansión y contracción del universo a partir del instante en que surgió como explosión de fuego, reside dentro de nosotros y se expresa en cada uno de nuestros procesos.

(más…)

Samskaras corporales y movimiento funcional

Hablando de samskaras corporales y movimiento corporal debemos considerar que tanto el cuerpo como la mente se vuelven adeptas a lo que realizamos repetitivamente día a día. De una manera u otra, lo que pensamos, hablamos y hacemos cotidianamente va conformando a nuestra mente, y nuestra mente se expresa, dando forma a nuestro cuerpo, tanto estructural como fisiológicamente.

Nuestros patrones de movimiento mentales y físicos son los samskaras que nos mantienen en visiones reducidas de nuestro propio potencial.

(más…)

La Importancia del Biendormir

Por Rosemary Atri

¿Porqué dormimos? Una tercera parte de nuestra vida está destinada al sueño. Si llegas a cumplir 90 años, habrás dormido el equivalente a 32 años.

El sueño es el cordón de oro que vincula a nuestra salud con nuestro cuerpo. Es uno de los aspectos más interesantes de nuestra biología, y aunque desde luego, nuestro cerebro no deja de funcionar durante la noche, cumple con funciones muy diferentes a las que realiza durante el día.

Entre las principales actividades que tiene el cerebro durante la noche, se encuentran la renovación, limpieza y recuperación del organismo y en especial del cerebro mismo; veremos incluso que ciertos genes solo se activan cuando dormimos; y veremos también que, durante la noche, el cerebro entra en modo de conservación calórica. (más…)

¿A qué Aspiras en el 2018?

La conciencia es la Iluminación en sí misma. Con solo unos pocos segundos de atención plena, podemos transformar nuestra conciencia. Estar consciente de que estás vivo, con un cuerpo que es suficientemente fuerte y suficientemente sano, eso es en sí Iluminación. Nuestro cuerpo es una maravilla.

Thich Nhat Hanh

Aspirar, significa anhelar con gran intensidad aquello que queremos lograr. El deseo genera vitalidad en nuestra vida. Cuando existe en nosotros el impulso que nos lleva en la dirección de lo que deseamos, podemos utilizar esa maravillosa fuerza como energía creativa para afinar nuestros hábitos cotidianos, de forma que se conviertan en actos evolutivos. (más…)

¿Puede el Yoga Ayudarnos a Sanar las Heridas de Trauma que Habitan en el Cuerpo?

Los mecanismos neurobiológicos a través de los que el trauma altera nuestra capacidad para sentirnos seguros pueden ser abordados a través de un espacio de confianza y contención, el cual puede ser brindado por el trabajo corporal somático. Una clase de yoga, cuando tiene como objetivo llevar a los alumnos a recuperar la capacidad para sentir el cuerpo, acercarse amigablemente a la respiración, promover la relajación e introducir al alumno al campo de la meditación y la contemplación es un gran territorio para ello.

En condiciones traumáticas, las cuales pueden ser de distintas magnitudes, incluidos todos los acontecimientos cotidianos de enfrentar el estrés de una vida de tanta auto-exigencia, se disparan redes neuronales diversas que se organizan como una especie de andamiaje que conforma un particular modelo en el que interactúa nuestra capacidad para detectar, interpretar, crear una coreografía, y archivar nuestras experiencias. A partir de ese complejo juego neurobiológico es que utilizamos nuestras diversas capacidades para construir una narrativa propia de lo acontecido, y esa narrativa llevará a cambios en nuestro organismo, a la elaboración de procesos mentales específicos y de ahí a la expresión de ciertos comportamientos explícitos. (más…)