respiracion-757x1024

Para recuperar tu vitalidad
Para acceder a un descanso profundo
Para mejorar tu concentración y memoria
Para vivir con asombro y conciencia plena.

Nuestra salud y vitalidad está directamente relacionada con la forma en que respiramos.

Valorar

Respirar es libertad de movimiento.
La libertad en la movilidad de la columna, así como una equilibrada flexibilidad es indispensable para generar una respiración eficiente y poderosa.
Nuestra columna sirve como soporte y como generadora de movimiento, al mismo tiempo. Las costillas se conectan y articulan alrededor de la columna. Tenemos 24 costillas, es decir doce a cada lado, y en conjunto con la columna, están diseñadas para mantener una movilidad rítmica y armónica, en toda la caja torásica.

Movimientos en todas las direcciones.

El diafragma es considerado el músculo primario de la respiración, y comprende un músculo que abarca la parte inferior de la caja torácica y comprende un tendón central

Crura, pilares.
Fibras que se expanden.
La excursión del diafragma funcio
T5 la vertebra torácica superior.
Tiene mas fibras
La respiración es una actividad de todo el cilindro que comprende el torso.
El intercambio de oxigeno y dioxido de carbón acontece en nuestros pulmones.
Existe una porción pulmonar mas extendida en la parte posterior.

Respirar no es una actividad de órden intelectual. Desde el momento en que tomamos la primera inhalación al nacer, hasta que exhalamos al morir, sabemos que el cuerpo realiza la función respiratoria de forma natural. Sin embargo, esa respiración automática que te permite sobrevivir, tiende a volverse restringida, por medio de hábitos distorsionados y limitantes que nos dejan sobrevivir, mas no necesariamente contribuyen a que vivamos plenamente.

Para reclamar el poder de tu respiración se requiere de una participación activa y consciente.

Respirar tiene una profunda influencia sobre nuestro sistema cardiovascular, neurológico, gastrointestinal y psíquico. Influye sobre tus patrones de sueño, tu memoria, tus niveles energéticos y tu concentración.

Todo lo que hacemos, pensamos o sentimos, influye sobre el rítmo de nuestra respiración, y a la vez, muchas de las decisiones están influenciadas por la manera en que respiras.

Actualmente vivimos bajo la influencia de altos niveles de estrés físico, biológico y psicológico, y el metrónomo interno que determina tu patrón respiratorio tiende a acortarse y a acelerarse, cada día mas. El rítmo puede verse tan alterado que afecta a tu deseo genuino de cuidarte a ti mismo.

Quizás te cueste acordarte cuando tenías un buen nivel de vitalidad, un buen descanso en la noche y una actitud placentera ante la vida.

El proceso de nuestra respiración se encuentra en el centro de cada acción y reacción que tomamos, es por ello que es necesario regresar al núcleo donde podemos influenciar sobre nuestra respuesta al estrés.

Cuando refinamos nuestra capacidad para respirar, creamos las condiciones óptimas para vivir saludablemente.

Miles de estudios científicos están comprobando lo que las tradiciones orientales han enseñado por muchos siglos.

Una forma restringida de respirar crea las condiciones para problemas de salud diversos, desde problemas cardiacos, de presión alta, y digestivos, entre otros. Una mala oxigenación puede tener influencia sobre todo el organismo.

Al nacer, respiramos con todo el cuerpo. Cada célula pulsa y participa en el proceso de nuestra respiración.

Hemos olvidado como respirar, pero no hemos perdido la capacidad de recuperar la respiración esencial originaria.

Al recobrar tu capacidad respiratiria, recurarás muchas otras áreas de tu vida.

Conocer como funciona tu cuerpo, te permitirá recuperar el camino hacia una respiración liberadora.