Como desarrollar una práctica personal

Te invitamos a recordar la esencia de una práctica como el lugar donde hacemos nuestras las enseñanzas que hemos aprendido en una clase grupal de Yoga. La práctica personal es el terreno de cultivo del Yoga, donde podemos movernos y respirar a nuestro propio ritmo y descubrir el conocimiento que surge de la escucha.

Rosmary Atri e Ivana Sejenovich

La práctica es el reino de la maestría, y sólo existe en el eterno presente. Es necesario sumergirse en la vivencia de la práctica misma; saborearla, verla, escucharla, sentirla y palparla. Habrá algunos momentos gloriosos de progreso, con ciertos frutos del logro mismo, pero sobre todo, también habrá planicies dónde no parece haber mucho cambio. Justo ahí es dónde se necesita amar el momento presente, sumergirse en él y descubrir como, precisamente eso es lo perdurable y verdaderamente esencial en la vida, aprender a estar, a pesar de las circunstancias.

Algunas recomendaciones para empezar:

  • Dar un solo paso a la vez y establecer metas realistas. Si nos ha tomado tanto tiempo crearnos todos los hábitos que hoy tenemos, debemos ser respetuosos con nosotros mismos, y estar dispuestos a cambiar poco a poco. Es mejor pensar en hacer 30 minutos, dos o tres veces por semana, que dos horas seguidas de vez en cuando.
  • Es aconsejable tener un mismo lugar y una misma hora, sin embargo, a veces es necesario reprogramar esa cita que tenemos con nosotros mismos, con el mismo rigor que lo haríamos con alguien más a quien le habíamos cancelado una cita.
  • Tener asignado ese espacio para nuestra práctica contribuye a generar y acumular energía que posteriormente nos atrae a ese lugar.
  • Darnos unos momentos de silencio antes de empezar. El silencio es el mejor punto de partida para nuestra práctica. El yoga comienza con la escucha. Es muy importante aprender a sentir nuestra propia energía, darnos unos momentos para autobservarnos y concientizarnos de lo que sentimos cada día antes de iniciar nuestra práctica, eso se convertirá para nosotros en una excelente herramienta para saber escucharnos y establecer un vínculo entre cómo nos sentimos y lo que queremos trasformar.
  • Estar dispuestos a romper el hielo cuando sentimos resistencia y proponernos a nosotros mismos hacer solo dos o tres posturas. Lo más seguro es que queramos continuar.
  • Es muy agradable iniciar con Meditación y con Pranayama pues esto dará a toda nuestra práctica una tónica profunda. Sin embargo, también se puede empezar con algo de trabajo corporal con fines preparatorios y acabar con Meditación y Pranayama. Todo depende de lo que busquemos cada día y cómo nos sintamos.
  • Realizar un acto ritual, que sea cómodo para nosotros y que contenga elementos de nuestra cultura que verdaderamente nos conecten. Prender una vela, tener unas flores, tener alguna imagen que nos inspire, nos abre a entrar en contacto con nuestra dimensión espiritual; hacer una invocación, realizar un canto abre el corazón. Es importante marcar la transición de lo cotidiano a lo sagrado con nosotros mismos, a través de nuestra práctica personal, ya que queremos abrirnos a una depuración de conciencia y a crear una reconexión.
  • Tomar una clase individualizada para poder definir qué y cómo practicar, para que nos pueda facilitar una secuencia a partir del diagnóstico que puede hacer de nuestra realidad psico-corporal.
  • Consultar libros o sitios en Internet que nos guíen o inspiren en la realización de secuencias de asanas y pranayama, así como en el estudio de los principios filosóficos que extienden la práctica de Yoga a nuestra vida cotidiana.

Algunos libros que sugerimos para ayudarte a guiar tu práctica personal:

  • Lasater Judith, 30 Essential Yoga Poses,
  • Clark Bernie, Sarah Powers, The Complete Guide to Yin Yoga,
  • Stephens Mark, Yoga Sequencing: Designing Transformative Yoga Classes
  • Yee Rodney, Moving Toward Balance, Rodale, USA, 2004.
  • Kraftsow Gary, Yoga for Wellness, Penguin Compass, New York, 19
  • Kraftsow Gary, Yoga for Transformation, Penguin Compass, new york, 2002
  • Farhi Donna, Yoga, Body, Mind and Spirit, Owl Books, New York, 2000.
  • Farhi Donns y Stuart Leila, Pathways to a Centered Body,

Libros para iniciar la práctica de pranayama:

  • Rosen Richard, The Yoga of Breath, Shambala, Boston & London, 2002.
  • Farhi Donna, The Breathing Book.

Sitios en Internet: