Categoría: Conciencia Somatica y Movimiento

El corazón del yoga y la experiencia humana

Casi todos podemos aprender a pensar y a creer, pero no se puede enseñar a nadie a sentir, ya que cuando piensas y crees eres como los demás, pero cuando sientes no puedes ser como nadie mas que como tu mismo. 

Podemos recibir herramientas, podemos recibir instrucciones para ir en cierta dirección, podemos practicar con los demás, pero finalmente, el camino que recorremos, lo recorremos por nosotros mismos, de manera individual 

  • Terry Ray

Nuestro cuerpo es inteligencia pura en permanente expresión. Somos la vida en sí misma, expresándose y manifestando la realidad, a cada instante.  Esa participación, cuando es voluntaria, es la belleza de la vida.

La dicha está relacionada con la salud.  Cuando no podemos estar plenamente en lo que está sucediendo, la felicidad no fluye a través de nosotros.

Cuando nos entregamos a nuestra práctica de yoga; a lo que aspiramos realmente es a cultivar nuestra presencia en lo que está sucediendo en el momento presente. No es una aspiración hacia el futuro, no implica querer llegar a algo o convertirla en un logro. Cualquier forma de querer ser lo que no somos nos conduce al sufrimiento.

El aspecto mas importante de la práctica es el reconocimiento de uno mismo para poder desde ahí reconocer a los otros y franquear la distancia que creamos entre el ¨yo¨ y el  ¨tu¨.

Cada vez que “practicamos yoga”, estamos actualizando los ideales a los que aspiramos, con un sentido de presencia total.

En realidad no hacemos yoga, hacemos sadhana, es decir que nos colocamos a nosotros mismos en el plano de la experiencia de ser.  Por ello, tu práctica debe ser tu propio yoga, pues comprende un encuentro personal contigo mismo.

Sadhana significa ¨aquello que se puede hacer¨, movernos, respirar, observar, sentir, reflexionar, acceder a espacios de silencio, cantar.  Todo eso que eliges realizar durante ese encuentro contigo mismo y con la vida como una realidad vigente y manifiesta, te acerca mas a tu propia naturaleza.

El propósito de las asanas no es otra cosa que el de abrazar la respiración, establecer una relación amorosa con nuestra propia respiración; someternos a esa tecnología del amor que se expresa entre la inhalación y la exhalación, nos dice Mark Whitwell.

No solo queremos sentirnos mejor, sino que queremos “ sentir mejor”, queremos tener  una experiencia de intimidad, ya que la vida ama al cuerpo y el cuerpo ama a la vida.

Respirar es un acto colaborativo, es un diálogo entre la polaridades del cuerpo para poder sentir el proceso que une a esas polaridades, llamémosle ¨ha¨ y ¨tha¨, Shiva y Shakti o Yin y Yang.

Cuando eso sucede no nos dejamos fácilmente llevar por ningún tipo de exageración, para llegar a ningún lado.  La vida no acontece en línea recta, la línea recta es solo un ideal. Todo en la vida nace del círculo, y se expresa en espirales.

Se ha tendido a popularizar la exageración en yoga y con ello llegar al punto del agotamiento.  La práctica de yoga puede ser vivida como cualquier otra forma de adicción cuando provocamos una sobre-estimulación de las glándulas, estamos haciendo que nuestro organismo experimente lo mismo que experimenta en cualquier tipo de adicción.

Nada resulta mas importante que sentir qué es lo apropiado para ti, y evolucionar con tu práctica y que tu práctica evolucione contigo.

Nuestra práctica debe partir cada día de lo que sentimos, de lo que queremos equilibrar y armonizar. 

El lugar perfecto para vivir el yoga es tu experiencia cotidiana, tu propio hogar.   Al poder sentir cada acto como una oportunidad para apropiarnos de nuestra propia vida estamos abrazando lo que es, a través de nuestra presencia.  El derecho mas significativo que tenemos, es el derecho a nuestra vida.

Cuando cultivamos intimidad con nosotros mismos, posteriormente podremos encontrar nuestro lugar en la sociedad, con un sentido de pertenencia.

Con relación a la práctica, Mark Whitwell nos comparte la enseñanza de Shri T. Krishnamacharya y pone énfasis en los siguientes aspectos:

1.  El movimiento del cuerpo es el movimiento de la respiración.

2. Inhalar traslada la respiración hacia la parte superior del cuerpo, mientras que  exhalar la desplaza hacia el vientre, comprende un dialogo entre esos dos polos.

3. La respiración envuelve al movimiento y sucede durante la acción misma de movernos.

4. Las asanas crean a los bandhas, en grado y en función de la acción específica que se requiera durante el movimiento que estemos realizando.

5. Asana, Pranayama y Meditación comprenden un proceso sucesivo, que se entrelaza, no son prácticas separadas, sino que una cultiva a la otra y pueden realizarse en distintos órdenes.

Tener maestria sobre como movernos

Tener maestría sobre como nos movemos comprender romper límites en relación a como nos percibimos a nosotros mismos, en el contexto de nuestro propio espacio corporal. No se refiere a acumular habilidades complejas de movimiento, sino a acceder a rangos de movimiento libres, cómodos y expresivos.

Cuando reconocemos que al movernos en un entorno o atmósfera, en realidad esta influye en cómo dicho movimiento acontece en el espacio que nos rodea, e influye o incluso modifica, la forma en que somos sostenidos por la fuerza de gravedad. Movernos comprende una relación entre atmósfera interna y atmósfera externa. (más…)

Samskaras corporales y movimiento funcional

Hablando de samskaras corporales y movimiento corporal debemos considerar que tanto el cuerpo como la mente se vuelven adeptas a lo que realizamos repetitivamente día a día. De una manera u otra, lo que pensamos, hablamos y hacemos cotidianamente va conformando a nuestra mente, y nuestra mente se expresa, dando forma a nuestro cuerpo, tanto estructural como fisiológicamente.

Nuestros patrones de movimiento mentales y físicos son los samskaras que nos mantienen en visiones reducidas de nuestro propio potencial.

(más…)

¿Puede el Yoga Ayudarnos a Sanar las Heridas de Trauma que Habitan en el Cuerpo?

Los mecanismos neurobiológicos a través de los que el trauma altera nuestra capacidad para sentirnos seguros pueden ser abordados a través de un espacio de confianza y contención, el cual puede ser brindado por el trabajo corporal somático. Una clase de yoga, cuando tiene como objetivo llevar a los alumnos a recuperar la capacidad para sentir el cuerpo, acercarse amigablemente a la respiración, promover la relajación e introducir al alumno al campo de la meditación y la contemplación es un gran territorio para ello.

En condiciones traumáticas, las cuales pueden ser de distintas magnitudes, incluidos todos los acontecimientos cotidianos de enfrentar el estrés de una vida de tanta auto-exigencia, se disparan redes neuronales diversas que se organizan como una especie de andamiaje que conforma un particular modelo en el que interactúa nuestra capacidad para detectar, interpretar, crear una coreografía, y archivar nuestras experiencias. A partir de ese complejo juego neurobiológico es que utilizamos nuestras diversas capacidades para construir una narrativa propia de lo acontecido, y esa narrativa llevará a cambios en nuestro organismo, a la elaboración de procesos mentales específicos y de ahí a la expresión de ciertos comportamientos explícitos. (más…)

Piensa Menos y Escucha Más

Por Rosemary Atri

La vivencia a la que aspiramos a través de nuestra práctica de yoga es la de tener una experiencia que transforme nuestra mirada, la percepción de nosotros en la vida misma. Esta percepción se produce cuando cada postura, entretejida por la conciencia de la respiración, va abriendo en nosotros un campo para la escucha que nos revela un camino de mayor confianza en nosotros mismos, en esa intuición sensorial.

(más…)

Porfavor, Olvídate de Respirar Profundamente

El poder sanador de la respiración es indudable, sin embargo, lograr una salud respiratoria puede ser mas complejo de lo que pensamos.

La razón principal para esta complejidad es que respirar saludablemente no depende de realizar mayor esfuerzo, sino de poder liberar a la respiración, de poder quitarle todas las ataduras que le impone nuestra estructura corporal al haberse cubierto de capa sobre capa de estrés y tensión que nos aprisiona. (más…)

Tantra e Inteligencia Somática

Yoga y Despertar Sensorial

Nuestra capacidad para realizar y mantener un movimiento óptimo a lo largo de nuestra vida, radica en comprender la gran sutileza y complejidad del cuerpo humano. Sin embargo, no se trata de saberlo teóricamente, sino de cultivar la habilidad de prestarnos atención a nosotros mismos, para reconocer sensaciones, emociones y movimientos, sin permitir el acto de clasificarlas o juzgarlas.

Mas que realizar prácticas exhaustivas de ejercicio o de yoga, o de depender de sesiones terapéuticas para resolver limitaciones y dolores que vamos provocando en nuestra estructura, por no comprender su diseño y magia a la vez, lo que necesitamos es acercarnos vivencialmente, la maravilla de organización de nuestro cuerpo en movimiento. (más…)

¿Sabías que el Bienestar del Piso Pélvico es determinante en la Salud de tu columna?

piso pelvicoEl piso pélvico tiene dos importantes funciones: actúa como soporte de los órganos y a la vez funciona como pasaje de la uretra, los órganos sexuales, el recto y en las mujeres, da sostén durante el embarazo. Un buen piso es sólido, pero un buen pasaje es abierto. Estas dos tareas comprenden funciones opuestas que solo pueden resolverse con la elasticidad y adaptabilidad de los tejidos y con una organización ósea bien alineada.

Esa adaptabilidad y flexibilidad debe ser física y mental al mismo tiempo. Muchas de las restricciones en la pelvis están relacionadas con prejuicios y tabús que aprendemos a muy temprana edad. (más…)

¿Siéntes que tu manera de moverte expresa tu libertad?

Es fantástico recordar que el cuerpo está diseñado para moverse, pues si nos olvidamos de ello, tendemos a perder eficiencia y funcionalidad en nuestra expresividad somática.

Todo es movimiento, incluido nuestro pensamiento. Cuando el movimiento pierde eficiencia, nuestra columna y nuestras articulaciones sufren desgastes progresivos que a la larga nos llevan a vivir incómodos y a perder cada vez mas la capacidad de saborear la vida en todas nuestras actividades. (más…)

Observación y Presencia

Las posturas son realizadas con una cierta actitud mental en donde mente y cuerpo son uno, no dos, y en donde el cuerpo y las posturas no son algo impuesto al espacio que nos rodea, sino en donde el cuerpo y las asanas son eventos que fluyen, sucesos dinámicos en espacio/tiempo, expresiones de una mente fluida que no tiene una posición fija que tiene que ser defendida a toda costa. Una mente que no tiene un muro alrededor sino que tiene una curiosidad ilimitada para explorar el Universo en su totalidad, así como el universo personal que cada uno trae consigo.”
– Donna Holloman

El primer sutra de Patanjali dice: atha yoganushasanam. “He aquí la enseñanza del yoga que ejerce autoridad.”

Atha, aquí y ahora, absoluta presencia. Este primer término se refiere a Dios, representado por la letra A, significando que Dios gradualmente se ira manifestando más; aquí implica una actitud de presencia y respeto hacia el yoga. Damos espacio a lo que es, a lo que somos, a lo que los demás son. (más…)